Exposición

Emma Bernhard

A ballet, An army
Exposición

27 abr – 15 may
27 abr – 15 may

Nordenhake
Marker
Monterrey 65
Roma Norte
Watch
cerrado hoy
Arrow
Map

Nordenhake México presenta A ballet, An army, la primera exposición individual en la Ciudad de México de la artista sueca Emma Bernhard, en la que presenta un nuevo cuerpo de obras, que incluye pinturas y esculturas en técnica mixta. La exposición representará simultáneamente la primera exposición de la artista fuera de Europa y la primera exposción en la nueva ubicación de Nordenhake México en Monterrey #65, en la Colonia Roma. El trabajo de Emma Bernhard (Estocolmo, 1981) desafía la idea social de valor, al otorgar importancia a objetos y materiales reciclados que no son considerados trascendentes. Su obra resitúa los materiales con el fin de crearles nuevos propósitos; esta contextualización permite que su trabajo posea significado por sí mismo, pero, al mismo tiempo hace que su existencia dependa de la armonía entre sus componentes. A menudo personifica sus obras, describiendo estos objetos inanimados como cosas que necesitan cuidados, en una expresión de empatía por los materiales desechados.

A ballet.

An army.

Un ballet.

Un ensamble.

Juntas bailan. No son verdaderas bailarinas. Se esfuerzan. Al no estar hechas de

los mejores materiales, tienen que fingir sus movimientos. Son rígidas y la gran

mayoría de las veces fracasan.

Yo colecciono materiales. A menudo cosas que otros no quieren. A veces las

encuentro y a veces, si parecen solitarias las compro. Monto las esculturas como

si fueran collages, ellas mismas se encuentran una historia, un contexto y quizá

un propósito. Nada significativo, el propósito no siempre es.

Éstas son bailarinas. Bailan juntas en movimientos descoordinados. En silencio.

Las piezas de la pared aún no están preparadas, esperan su turno. Toma tiempo

convertirse en bailarín. Pero, todos podemos bailar.

Las esculturas están hechas de yeso, fieltro, grasa, tubos de nylon. Nada especial.

Fingen ser especiales. No significa nada no ser especial.

No están preparadas para actuar. Pero nadie nunca lo está.

— Nordenhake